Los pedidos que se efectúen del 24 de Julio al 24 de Agosto (ambos inclusive) se atrasarán 2 semanas más de lo normal por temporada vacacional.

TRATAMIENTO PARA LA MADERA

Nuestros muebles de madera son entregados en crudo, lo que implica que al ser recibidos por nuestros clientes, no han sido pintados o tratados de forma alguna.

Indudablemente puede optar por dejar el tratamiento de los mismos, en manos de un pintor/a o un decorador/a, sin duda existirán cerca de usted gran cantidad de profesionales. Si desea realizar este paso por usted mismo/a y sentir la satisfacción de realizar y decidir el acabado de su mueble, incluimos esta pequeña guía para ayudarle a entender, las distintas formas de tratar su mueble.

TEÑIR SU MUEBLE DE COLOR

Antes de realizar la terminación de su mueble, puede teñirlo con cualquier color de la amplia gama disponible en el mercado. Nuestra recomendación es que elijan tintes al agua o al alcohol.

Al teñir un mueble, garantiza que el color seleccionado le permita hacer que su mueble encaje con el resto de la decoración.

Ver vídeo sobre: Algunos Tipos de Tintes.

TERMINACIÓN O ACABADO

Decida o no teñir su mueble de un color, le recomendamos aplicarles algún tipo de tratamiento que garantice su conservación como: el encerado o el barnizado. La elección de uno u otro deberá depender del aspecto final que se desee conseguir.

Encerado con Cera Virgen de Abeja:

Al encerar los muebles con cera virgen de abeja conseguirá un acabado que no altera prácticamente el color. Al ser incolora, deja ver perfectamente las vetas y gemas de la madera.

Esta terminación dota a la madera de un aspecto artesanal, pero conlleva un par de inconvenientes:

1. Mantenimiento: con este tratamiento es recomendable mantener la protección. Por lo que se recomienda aplicar en la superficie, un trapo con cera de abeja cada 6 o 12 meses para nutrirlo. La regularidad dependerá del uso que se haga del mismo.

2. Cercos: este acabado es propenso a la aparición de marcas como las producidas por el cerco de agua dejado por un vaso. Para recobrar el aspecto inicial deberá lijar la zona afectada y volver a encerar la parte dañada.

La aplicación de la cera es un proceso sencillo. Para aplicarla, use un paño, brocha o una esponja. Impregne la herramienta con producto suficiente y extiéndalo uniformemente por la superficie.

Ver vídeo sobre: Cómo encerar un mueble.

Barnizado:

Esta terminación no afecta al color y es un acabado que aunque implique un mayor trabajo, es permanente.

1º Paso: En caso de haber teñido el mueble, espere a que haya secado totalmente. A continuación, aplique en la superficie un tapa poros. Una vez seco, líjelo con una lija de grano fino.
2º Paso: Seguidamente aplicamos un barniz incoloro y preferiblemente mate.

Ver vídeo sobre: Cómo barnizar un mueble.

Consejos generales para el acabado:

  • En la actualidad existen marcas de pinturas que ya incluyen los colores, con lo cual puede ahorrarse alguno de los pasos mencionados.
  • Pida consejo al profesional de la tienda especializada donde obtenga cualquiera de los tratamientos y consulte con él cualquier duda sobre el proceso.
  • Cualquiera de los pasos de los tratamientos expuestos, han de ser aplicados en dirección de la veta (al hilo).
  • Hemos destacado varias formas de tratar nuestros muebles, pero hay muchas más técnicas:  lacado, craqueado, muñequilla, pistola, rodillo, brocha...